Cuento: «EL MANZANO»

128

Había una vez un manzano que tenía muchas manzanas. Un día una de ellas saltó y cayó al suelo. ¡Qué divertido!, exclamó.

120

Rodando, rodando llegó a un río y se metió en el agua fresquita. De repente un pez se acercó a ella: – ¿Qué haces en el agua manzanita? – He venido a darme un baño, respondió. – ¿Quieres jugar conmigo?, preguntó el pececillo. – ¡Vale!, dijo la manzana. Los dos estuvieron divirtiéndose todo el día.

127

Las demás manzanas, al ver lo que había hecho su compañera, decidieron saltar también. Entonces el manzano se quedó vacío y silencioso.

121

Cuando llegaron al río vieron a su compañera y se metieron en el agua también. Pasado un rato, varios peces que pasaban por allí se quedaron a jugar con ellas. Como el cielo comenzaba a oscurecerse, decidieron marcharse, no sin antes despedirse de los pececillos. – ¡Pronto volveremos a vernos!

122

Rápidamente, las manzanas cogieron una escalera y empezaron a subir al árbol. Éste al ver que habían regresado contentas, las saludó y toda la noche tranquilo descansó.

CUADROS CON PIELES DE MANZANAS

Para elaborar estos cuadros hemos utilizado los siguientes materiales:

– Cartulina blanca para la base

– Pieles secas de manzanas

– Celo para pegar las pieles

– Ceras blandas para completar los dibujos y decorar

2

casa

3

árbol, serpiente y monstruo

4

reina

5

columpio

6

taza

7

barco

8

árbol y casita

9

coche y árbolito

10

mesa

11

pulsera