POEMA: «DIENTE DE LEÓN»

Diente de león me llaman.

Delicado y efímero,

sólo con un poquito de aire

me disipo, me disperso.

 

Con mi redondeado aspecto aterciopelado,

delicado entre los dedos,

Viento: ¡Méceme!,

¡llévame cerca y lejos!

 

Llenaré los campos con mi presencia,

sutil y finísimo manto.

¡Acaríciame, cúbreme

y concéde buenos deseos!

 

 

 

Deja un comentario