FÁBULA: «LOS RATONES Y EL LEÓN»

 

Había una vez un león orgulloso que paseaba tranquilamente por el campo.

Cazaba cualquier animal para satisfacer su hambre.

Una tarde atrapó a un ratón. Éste, al darse cuenta de cual iba a ser su destino comenzó a llorar y dijo:

– No me comas por favor. Tengo una familia que cuidar y si no regreso morirán.

El león se apiadó de él y le dejó marchar.

Una semana después, el gran felino cayó en una trampa que habían colocado unos cazadores.

Cerca del lugar estaba el ratón con su familia comiendo y bailando.

De repente escucharon unos fuertes rugidos y sigilosamente se acercaron hasta el lugar de donde procedían.

Vieron al enorme león metido en una gran bolsa de cuerdas.

Si ninguna dilación, los pequeños roedores las cortaron y le liberaron.

Desde aquel día el león y los ratones se hicieron amigos inseparables.

Fin

MORALEJA:

«Si piensas en los demás y te apiadas de ellos,

  con el tiempo tendrás tu recompensa».

 

Deja un comentario