OSOS Y OSERAS

Este cuadro está elaborado con:

  • Papel blanco para la base
  • Lápices, ceras y rotuladores de colores
  • Pintura marrón
  • Papel amarillo para el sol
  • Papel seda blanco para la nieve
  • Pegamento y celo para pegar

POESÍA (Mª Felisa García G.)

  • Tal vez algún día puedas llegar hasta este lugar.

          Despacio, muy despacio debes caminar

          sin dejar que se sienta tu respiración,

          sin dejar que huela tu sudor,

          sin dejar que se vea lo que con los ojos puede verse.

 

  • Llegué perdido, escapando del sombrío bosque.

         Mi corazón latía despacio y en silencio.

         La claridad me cegó por un instante

         pero pronto observé el entorno.

 

  • Grandes oseras,

         osos y osas fuera de ellas;

         oseznos correteando por la explanada,

         sin percatarse de quién les acechaba.

 

  • Mi corazón latía, esta vez deprisa.

         Un enorme oso sigiloso se acercó

         y con su rugido me asustó.

 

  • Un momento de tranquilidad.

          Luego, con una voz un tanto peculiar dijo:

          – ¡Ven conmigo a jugar!

         Sorprendido le miré y,

         sin ninguna dilación, contesté:

         – ¡Sí!

 

Deja un comentario