«LAMENTO»

Canto sin tener ganas,

oscura melodía que entristece 

al que sin querer obliga a escuchar.

 

Lloro y al mismo tiempo te miro,

como cuando la luna se refleja en el río.

 

Sin sobresaltos vivo,

monótona existencia a modo de castigo

que acabará con una pena difícil de aliviar.

 

Se rompió mi juguete preferido

y nunca más con él podré jugar.

 

¡Adiós… adiós… adiós!

¡Adiós juguete mío!

.

Deja un comentario